Uno de los cuellos de botella de los ordenadores que tenemos en casa, bien sean de sobremesa o portátiles, son los discos duros. Centrándonos en los portátiles la mayoría de los fabricantes venden equipos para todos los bolsillos pero si terminamos comprando alguno de gama media-baja, por mucha capacidad de disco duro y memoria RAM que tenga, el disco duro será convencional lo que lastrará enormemente el funcionamiento del mismo. A eso hay que sumarle que algunos de estos equipos vienen con procesadores muy mediocres. Al final, en conjunto, el portátil será lento para casi cualquier tarea.

Llegados a este punto podemos encontrarnos con una solución bastante sencilla de realizar por nosotros mismos y, a pesar de que muy económico no es, tampoco nos costará un riñón si sabemos buscar un disco duro SSD a buen precio.

Y hablamos de los discos duros SSD de estado sólido porque estos son extremadamente rápidos comparados con los discos duros convencionales. Por contra, también son mucho más caros por mega que los convencionales por lo que tendremos que decidir si queremos capacidad o velocidad para nuestro portátil.

Dicho todo esto vamos a ponernos en situación con un ejemplo real y los motivos que me han llevado a realizar esta sustitución.

Portátil Lenovo Z50-75. Este equipo, según especificaciones, podría dar la talla para tareas sencillas de ofimática, consultas a internet y alguna que otra cosa más. Somos conscientes de que el procesador que trae no iba a dar para jugar ni para tareas más exigentes como edición fotográfica o vídeo. Sin embargo los 8Gb de RAM así como 1Tb de disco duro convencional podían compensar la carencia de potencia, por lo menos sobre el papel.

No obstante, el equipo resulta ser una decepción total. El procesador junto con el disco duro hace que tarde mucho en arrancar y, una vez se inicia windows, tardaba un tiempo excesivo también para abrir aplicaciones convencionales como el correo, Word o Excel.

Quizás un buen procesador hubiera resuelto el problema pero la ampliación del mismo no es viable y la única opción que quedaba era el disco duro. Pero la decisión tampoco es sencilla pues un disco duro de 1Tb del tipo SSD tiene un coste prohibitivo. La mejor solución, según mi forma de verlo, es colocar uno de 250Gb SSD que ya se pueden encontrar por precios más asequibles. Rebuscando por Amazon o PC Componentes es fácil encontrarlos de oferta por unos 70€-80€. Que sí, que no es barato, pero es una solución que dará vida al portátil por muchos años. Además, no hay por que perder el disco duro de 1TB pues, una vez fuera del portátil se puede meter en un adaptador USB y tenerlo como disco duro auxiliar, y los adaptadores para estos discos duros son realmente baratos, por unos 10€ podemos encontrarlos. Además, con este tipo de equipos podemos cambiar el disco duro nosotros mismos si somos un poco mañosos sin necesidad de pagar la mano de obra de un técnico.

Manos a la obra

Ya tenemos nuestro disco duro de 256Gb así que vamos a cambiárselo al portátil y listo……..¡Heeeeeyyyyy no tan rápido!

Se lo cambias, vale ¿y luego que? ¿instalamos windows desde cero? ¿y las cosas que tienes guardadas en tu disco duro? ¿y tu licencia de de windows para volver a activarlo si lo instalas desde cero?

Vamos a ver! que este es un tutorial para hacerlo lo más sencillo posible y ello implica estos pasos:

  • Clonar el disco viejo en el nuevo
  • Sustituir el viejo disco duro por el nuevo SDD
  • Nos vamos a tomarnos unas cervezas

Ya está, así de sencillo, vamos a intentar no tener que reinstalar nada y que al colocar el nuevo y encendamos el portátil todo funcione exactamente igual que antes pero mucho más rápido.

Clonar el disco duro

Tema peliagudo este porque encontrarás en infinidad de sitios por internet que para clonar un disco duro has de usar otro de la misma capacidad, y en parte tienen razón. Imagina que tienes el de 1Tb lleno hasta los topes, ¿cómo vas a meter 1Tb de datos en sólo 250Gb del disco SSD? pues a no ser que seas mago dudo que puedas. Entonces vamos a partir de la base que en este ejemplo el disco duro de 1Tb aún no estaba lo suficientemente lleno de datos, ni tan siquiera tenía ocupado 100Gb de datos por lo que la operación de clonar si es factible. Si tienes más datos en el disco duro mayor que tu disco duro menor puedes olvidarte de clonar y te toca reinstalar desde cero, método que no explicaremos en este artículo.

Para clonar el disco duro vamos a utilizar una herramienta que, si bien es de pago, su versión gratuita nos va a dejar realizar esta operación perfectamente. EaseUS Todo Backup Free que podrás descargar en este enlace.

¿Aún no te has preguntado como vas a enchufar tu flamante disco SSD para copiarle los datos del viejo disco duro? Hablamos al principio de un adaptador para reutilizar el disco duro que vamos a quitar. El mismo adaptador nos va a permitir pinchar el disco duro nuevo y, por el puerto USB, leerlo en el portátil.

Este que he utilizado es distinto al que os he puesto más arriba pues no lleva la caja para introducir el disco duro dentro. Hemos de decir que el disco duro que llevan la mayoría de los portátiles actuales son SATA que es el tipo de conector que ha de tener el adaptador a USB.

El disco duro que vamos a montar es un SanDisk ULTRA 3D de tipo SATA III y es compatible con el tipo de conexión que lleva el disco duro de 1TB que trae el portátil.

Para que nos hagamos una idea, enchufaremos el disco duro SSD con el adaptador al portátil, lo clonamos, y una vez cambiado aprovecharemos el mismo adaptador para seguir usando el viejo disco duro, esta vez por el USB.

Como puedes apreciar hemos puesto el disco duro en el adaptador y lo hemos pinchado al puerto USB. El portátil debe detectarlo como cualquier disco duro USB o cualquier memoria USB. Sin embargo, este disco duro venía sin formatear  y es un paso necesario para poder utilizarlo.

Tampoco es mayor problema. Vamos a localizar el Panel de Control de Windows. Dentro de él tenemos que localizar el “administrador de discos”. Una vez abierto veremos el disco duro de 1Tb y el disco nuevo que acabamos de pinchar. No os puedo mostrar una imagen real de este tutorial porque olvidé hacerla pero os muestro otra que nos servirá igualmente. Dentro del administrador de discos vais a localizar el SSD a la primera ya que el mismo aparecerá con su tamaño sombreado y con el texto “No asignado” junto a su tamaño. Así que le pulsamos con el botón derecho y en el menú desplegable seleccionamos “nuevo volumen simple”. Tardará muy poco en hacerlo. Tras esto ya podremos clonarlo.

Ahora vamos a abrir el EaseUS Todo Backup Free que ya deberías tener instalado en tu ordenador. Solo hay que seleccionar la opción clonar, seleccionar el disco duro de origen, o sea, el que trae nuestro portátil de 1Tb, y a continuación seleccionar el disco duro de destino, nuestro nuevo SSD. Le damos a continuar y nos esperamos hasta que termine. Ya estará clocado.

Nuevamente las imágenes anteriores no corresponden con mis discos duros pero ilustran perfectamente la operación que hay que hacer con ellos.

En mi caso, y esta vez si copié la imagen real, os muestro como han quedado las particiones de ambos discos duros.

No os he hablado de las particiones pues es un tema que daría para otro tutorial. Resumiéndolo diré que los discos duros e los que se instalan los sistemas operativos vienen particionados en varias partes de forma que en cada una de ellas se instalan partes fundamentales del sistema operativo para su correcto funcionamiento. Y como vamos a dar por hecho de que no sabremos como se gestionan, ni por que tantas, ni qué hacer con ellas ya que hemos dicho que este era un tutorial sencillo, dejemos que EaseUS Todo Backup Free se encargue de todo. Así que no os preocupéis que el programa replicará todas las particiones el solito sin necesidad de marearnos nosotros.

¿Facil, no? pues ahora vamos a la parte práctica. Desmontaremos el portátil para cambiar el disco duro.

Sustituir el disco duro

A estas alturas, si no lo has hecho nunca, estarás temblando de miedo con el destornillador en la mano ¿me equivoco?

Bueno, vamos a quitarnos el miedo que esto es fácil y no tiene mucho misterio. La mayoría de los portátiles tienen debajo una tapa que, sin necesidad de desmontar el portátil por completo, nos dará acceso como poco a la memoria y al disco duro. Sólo hay que localizarla y quitar los pocos tornillos que traiga, en este caso, apenas tres tornillos.

Al levantar la tapa ya estaremos viendo el disco duro y la memoria.

Como se puede observar, el disco duro tiene cuatro tornillos que habrá que quitar para extraerlo. Tendremos cuidado al hacerlo ya que suele ir sujeto con algún tipo de adaptador metálico para que encaje perfectamente. No es muy complejo y nos limitaremos a soltar los tornillos junto con las chapitas metálicas, si las trae, que deberemos ponerle al nuevo disco duro.

Fijaros que al soltar los cuatro tornillos de la imagen anterior ya puedo sacar el disco duro. Para ello lo levantamos un poco y lo deslizamos en la dirección de la flecha para que suelte de su conector.

Extraído el disco duro y, como hemos comentado, se desmontan las sujeciones, se las ponemos de la misma forma al nuevo. No tendremos problemas con ello ya que la disposición de los tornillos de los discos duros está estandarizada y coincidirán sin problemas en el nuevo. Hecho esto se vuelve a introducir el nuevo disco duro en el hueco, se empuja un poco para que entre bien en su conector y se colocan todos los tornillos de nuevo, tanto los del disco duro como los de la tapa que hemos quitado para acceder a él.

¿Y ya está?

Que si, que no hay más! Lo enciendes y el portátil arrancará sin problemas excepto que irá a una velocidad de vértigo. Verificas que todo funciona correctamente y ya te puedes ir  a tomarte esas cervezas.

No deberías de tardar más de media hora en realizar todo el proceso.

No os voy a poner test de velocidad pues Internet está lleno de ellos pero os diré que de tardar un par de minutos en tener el equipo listo ahora lo hace en apenas 15 segundos, si es que llega.

Olvidaba decir que ahora puedes pinchar el disco duro que traía el portátil en el adaptador USB y reutilizarlo para guardar todo lo que quieras si en esos 250Gb no te caben.

Tags: ,
Experto en Bases de Datos y desarrollo de Software en Microsoft Access y FileMaker. Bloguero por devoción, comparto mis conocimientos entre este magnífico blog y los míos personales dedicados a la programación, uno exclusivamente a Microsoft Access y Excel www.accessyexcel.com y el otro, www.docebit.com, más genérico.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies