Parrot, el gigante francés referente en el hecho de poder conectar el móvil a nuestro vehículo, facilitando y posibilitando el uso de este mientras se conduce, ha diversificado su negocio en los últimos años interesándose por los vehículos teledirigídos (también conocidos como drones) donde han obtenido grandes resultados con la gama AR Drone y Bebop.
Y en el caso que nos ocupa, también se han interesado por el audio de calidad y prueba de ello son los Parrot Zik 3, disponibles en la web de Parrot y en Amazon a un precio aproximado de unos 260€.

La tercera revisión de estos auriculares over ear que ya desde su nacimiento estaban destinados a despuntar, contando con Philippe Starck (uno de los diseñadores más destacados) en el apartado estético y junto con uno de los músicos de rock más abalado, el malogrado Lou Reed, que colaboró con los ingenieros de Parrot en el desarrollo de la primera versión.
En los Zik 2, Starck los re-estilizó, se hicieron más cómodos y se amplió la autonomía, además de mejorar el sistema de cancelación de ruido acercándose mucho a los Zik 3, la versión que ocupa esta review.


Características técnicas:

Rango de frecuencia: 20-22000Hz
Materiales: Diafragma de neodimio de 40mm
Cable: minijack (130cms), USB (130cms)
Bateria: Li-Ion 830 mAh
Duración de la batería: Hasta 18h
Tiempo de carga: 2h
Peso: 275g
Bluetooth: 3.0
NFC: Si
Manos libres: Si

Unboxing:

Con unas formas sobrias y minimalistas, el embalaje que contiene estos Zik 3, encaja por completo con el diseño de los auriculares, dejando que las formas y los acabados de estos sean el elemento principal.
En la parte frontal nos encontraremos solamente con los auriculares, siendo en la parte posterior, en un segundo apartado (colocado en una caja más pequeña) encontraremos el resto de los accesorios que el paquete incluye.
En los laterales y en la parte posterior de la caja encontraremos todas las especificaciones del producto además de las funciones más destacadas del mismo (tales como el sistema de cancelación activo de ruido que más tarde comentaremos o el panel táctil integrado en el auricular derecho).

Descripción general:

El paquete incluye:

  • Auriculares Zik 3
  • Cable USB (para su carga con cable, y para su uso en PC como dispositivo de sonido independiente)
  • Cable mini-jack (para su uso en modo cableado)
  • Funda/bolsa de tela
  • Guía de usuario

Nota: La versión que nos han cedido no dispone de cargador inalámbrico, pero tanto el la web de Parrot como en Amazon están a disposición que si lo incluyen.

Al sacarlo de la caja y poder tocarlo es cuando nos daremos cuenta de lo que tenemos realmente en las manos, un producto premium que respira diseño por todos los lados.
Resulta curioso que en la primera toma de contacto, conforme nos vayamos fijando, los detalles van apareciendo en cada nueva mirada, el aluminio y las curvas que este dibuja hacen que ya de por sí, Parrot haya creado un producto digno de contemplar.

Respecto al acabado y el color, en este caso Parrot nos ha cedido la versión marrón efecto cocodrilo, la cual personalmente no es santo de mi devoción ya que para mi gusto son demasiado llamativos.
Eso sí, Parrot ha diseñado una gama con 8 acabados disponibles que van desde los llamativos rojo o verde con efecto cocodrilo hasta los más sobrios como negros con acabado de cuero liso o efecto cosido.
Respecto a los materiales, el acabado del aluminio de los brazos que une la diadema con las copas y que remata otros detalles como la botonera, el conector y el remate de la diadema son y le dan un aspecto de que nos encontramos ante un gama top.
En cuanto al cuero (el cual a simple vista, no he podido determinar si se trata de algún tipo del piel o es sintético) es sedoso y muy agradable al tacto desde las almohadillas hasta el recubrimiento de la diadema.

Respecto al peso también hemos encontrado que pese a la reducción respecto a anteriores versiones, sus 275g se sienten un poco pesados en un uso prolongado (más de 3h seguidas) más aún si los comparamos con los Sony MDR-ZX310R que uso normalmente (130g) eso sí, la comparación es como poner un Seat Ibiza al lado de un Aston Martin Vanquish ya que sin intención de desmerecerlos, hablamos de unos auriculares de Sony on ear de unos 20€ y 100% plástico.

Test de uso:

Nos metemos en faena y lo primero que haremos será descargarnos la app para gestionar todo lo que acontece a los auriculares.
Primera sorpresa, la app no solo está para los 2 markets mayoritarios sino que además también han creado las versiones para Apple Watch y Android Wear, todo un detalle.
En nuestro caso probamos la versión de Android pero nos consta que el resto de versiones son prácticamente iguales.

Como podréis observar se basa en un menú que centraliza todo y desplazándonos hacia los lados, 5 pantallas donde encontraremos:

  • Un resumen que muestra el nivel de batería y botones para gestionar (activar/desactivar) la cancelación de ruido, ecualizador y el Concert Hall que más tarde trataremos más ampliamente.
  • Cancelación de ruido: En esta pantalla podremos configurar la cancelación de ruido en diferentes modos, máximo, automático (que gestiona en función de la información recogida por los micrófonos incorporados) y una opción street mode.
  • Ecualizador: Circular nos permitirá ajustar de forma sencilla el sonido con el acabado que más nos interese (Pop, Vocal, Deep, etc)
  • Parrot Concert Hall: Cuenta con diferentes presets que activaran un efecto muy realista simulando estar por ejemplo en una sala de estar o en una sala de conciertos, además de configurar el ángulo donde estarían situados los “altavoces”.
  • Pre-ajustes recomendados: En esta pantalla podremos escoger configuraciones creadas por artistas y músicos de distinta índole (de los pocos que he reconocido, suelen ser de estilo electrónico y pop).

Además de todo esto podremos crear nuestra propia configuración que nos permitirá “jugar” y buscar la que más se ajuste a nuestros gustos, eso si, os tocará crearos una cuenta ya que sino no te permitirá grabar tus ajustes.

Test 1: Auriculares bluetooth conectados a smartphone (Honor 6) en interior:

En la primera toma de contacto real, hemos obtenido una muy buenas sensaciones, el enlace con el smartphone es sencillo.
Como ya nos hemos encontrado con otros auriculares, el volumen de los auriculares gestionado desde móvil no es de todo real ya que aún estando al máximo, desde el control táctil del auricular podremos aumentar y gestionar el volumen.
Después de acabar de ajustar “al gusto” los ajustes he reproducido uno de mis álbumes favoritos y la experiencia se podría resumir en piel de gallina y ojos vidriosos, poder encontrar nuevos detalles, nuevos sonidos en temas que ya has escuchado cientos de veces es una sensación indescriptible.
Unos bajos duros y profundos, unos medios muy cuidados y unos altos afilados con un sonido más que potente y es que se hace evidente en que “liga” estamos jugando con los Zik 3.
Si bien todo no iba a ser perfecto, pese a haber probado todo los presets de la opción Concert Hall, el sonido en ocasiones queda un poco embotado y hueco.
Otro punto a revisar seria el tema del sensor interior que equipa en el auricular derecho y que hace que la reproducción se pare, en ocasiones con movimientos leves ha hecho que se parara sin ser esta la intención.
De la misma manera el panel táctil funciona a la perfección y tiene una sensibilidad bastante cuidada, pero en ocasiones demasiado ya que algún roce para ajustarlos o tocarlos sin querer hace que se pare, quizás estaría bien la opción de poder desactivar estas características.

Test 2: Auriculares bluetooth conectados a smartphone (Honor 6) en exterior:

Como ya he comentando anteriormente, el acabado y color son demasiado llamativos para mi gusto, pero aún así he querido salir a la calle para ponerlos a prueba.
El sistema de cancelación de ruido y su funcionamiento es más que destacable, caminar por la calle y hacer que los coches sean casi inaudibles es una gozada, prácticamente no se escucha otra cosa que no sea la música que estas escuchando.

Test 3: Auriculares conectados por USB a un PC:

Tengo que reconocer que por casualidad he descubierto uno de los aspectos más interesantes de estos auriculares, el DAC integrado que llevan estos Zik 3.
Reproduciendo mp3 a 320kb cbr, se abre un mundo ante nosotros, un sonido con cuerpo y calidad.
Y si ya hablamos de FLAC poco queda que añadir, una delicia.

Pros:

  • La calidad de sonido es innegable
  • El diseño, los acabados y los materiales que lo convierten prácticamente en un objeto de diseño.
  • El DAC que integra es un plus a destacar por su calidad

Contras:

  • El precio, pese a ser razonable para el segmento que ocupa y la calidad del producto, puede no estar al alcance de todos.
  • La sensibilidad del panel táctil y el sensor interior puede llegar a desesperar.
  • Pese a los acabados del conjunto, la bolsa protectora no hace justicia con el resto del conjunto

Conclusiones:

He de confesar que los QuietComfort35 de Bose habían sido siempre “la niña de mis ojos”, aquel producto que desde que lo conoces, siempre has querido tener.
Pero que Parrot con la cesión de estos Zik 3 me haya dado la oportunidad de hacer tambalear mi opinión dice mucho de este producto.
Durante el tiempo que los he tenido no he dejado de usarlos y lo malo de acostumbrarte a algo tan bueno es tener dejarlo, que rápido se acostumbra uno a lo bueno.
Por último, agradecer a Parrot la cesión de estos increíbles auriculares y a vosotros por leer esta reseña.
Dejo aquí un enlace referido del producto en Amazon si os queréis hacer con estos auriculares, para que con los pequeños beneficios podamos seguir manteniendo esta página.

Tags: , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies