Tras más de años usando la Fitbit Flex y haber probado casi todos los modelos de Fitbit, esperaba mucho de la renovación de este modelo.
Fue una gran compañera en los comienzos de los wearables, la app mejoró e incluso se añadió alguna funcionalidad interesante a la propia pulsera, si bien necesitaba urgentemente una renovación.

Las smartband son uno de los wearables más populares gracias a sus precios para todos los gustos, su versatilidad y sus posibilidades a la hora de medir diferentes variables. Entre todos los fabricantes, creo que Fitbit destaca por encima del resto. Hoy vamos a conocer a fondo la Flex 2, que aspira a figurar entre las mejores pulseras fitness del mercado gracias a su buena relación calidad-precio.

Especificaciones.

Incluye:

  • Monitor Fitbit Flex 2 extraíble.
  • 2 pulseras clásicas (pequeña y grande).
  • Cable de carga

Pantalla:

  • Pantalla LED con 5 indicadores de luz.
  • Toca dos veces para ver el progreso con respecto a tu objetivo principal

Batería:

  • Duración de la batería: hasta 5 días.
  • Tipo de batería: polímero de litio.
  • Tiempo de carga: de una a dos horas
  • Receptor de radio: Bluetooth 4.0.
  • Memoria:
    • Monitoriza 7 días de movimiento en detalle, minuto a minuto.
    • Monitoriza los totales diarios de los últimos 30 días.
  • Apto para nadar
    Fitbit Flex 2 es el primer dispositivo de Fitbit con el que podremos nadar, es decir, es resistente al agua hasta 100 metros.
  • Fabricada en un material elastómero flexible y duradero

¿Qué hace la Fitbit Flex 2?

  • Monitoriza automáticamente la cantidad y la calidad del sueño. Sincroniza los datos de nuestro sueño para ver gráficos online que ilustran nuestra pauta de sueño. Además podemos despertarnos tranquilamente con una alarma vibratoria silenciosa. No hay ningún cambio sustancial en lo que a la medición del sueño se refiere: marca el momento en que nos acostamos, el que nos despertamos, y los momentos del sueño donde hemos estado más inquietos o despiertos.
  • Mide el número de pasos que damos cada día, las calorías y las distancias, así como el tiempo que hemos estado activos. Todo ello con una precisión realmente buena. Permite monitorizar automáticamente -gran novedad respecto a dispositivos anteriores- actividades físicas continuadas (salir a correr, ciclismo, etc.) y podemos exportar los datos a otras aplicaciones.
  • Apta para nadar. Monitoriza automáticamente los ejercicios de natación y consulta el resumen de ejercicio en la aplicación de Fitbit. Ya podemos dejar de preocuparnos por  meterla en el agua, en la ducha o en el agua del mar.
  • Alertas de llamadas y mensajes (SMS, Hangouts, Messenger o Whatsapp)  en nuestro smartphone. Cuando recibamos llamadas y mensajes de texto, la Flex 2 vibra y la pantalla LED parpadea según un código de colores para que no perdamos mensajes importantes.
  • Función “SmartTrack con la que ya no tendremos que cronometrar nuestras actividades deportivas para que queden registradas. El dispositivo podrá reconocer y grabar automáticamente los diferentes ejercicios en los que participas si hemos estado activo durante más de 15 minutos.

Carga, batería y autonomía.

Fitbit garantiza al menos cinco días seguidos de funcionamiento con una sola carga. Yo he conseguido alargar la duración a siete días quitando las notificaciones, ya que las recibo por el smartwatch.

La batería de la Fitbit Flex 2 se carga en apenas una hora, por lo que podremos tenerla en funcionamiento rápidamente.

Como punto negativo en este apartado, y como siempre pasa con Fitbit, la pulsera Flex 2 necesita un cargador propietario para cargarla (otro más para la colección), nada de conexión microUSB.

Diseño, materiales y usabilidad.

Fitbit Flex 2 es una pulsera inteligente diseñada para adaptarse a nuestro estilo de la mejor forma posible y lo hace con correas intercambiables. La pulsera básica tiene un diseño ultrafino y está disponible en varios colores, en nuestro caso probamos la de color lavanda.

Además tiene unos puntos transparentes para que se vean los LEDs del tracker a través de la misma. Existen otro tipo de pulseras, brazaletes  de acero con efecto plateado, dorado y bronce e incluso colgantes.

Como podéis ver los cambios de diseño en la nueva Fitbit Flex son evidentes, haciéndola todavía más discreta y mucho más moderna.

El monitor de actividad mide apenas 3 cm de largo y 0.8 cm de ancho y, como he comentado antes, incorpora cinco luces LED para indicar de una forma sencilla nuestro progreso en el objetivo diario establecido y la llegada de notificaciones.

Para cerrar la pulsera tendremos que introducir dos pequeñas clavijas en dos agujeros que hay sobre la banda, un cierre tipo clip, en resumen. La sujeción es muy firme y no he sentido en ningún momento que se fuera a soltar.

En la caja vienen, aparte del monitor, dos pulseras (tamaño pequeño y tamaño grande) y el cable para cargarlo a través de un puerto o cargador USB.

Vamos a hablar ahora de las funciones cuantificadoras y notificaciones de esta Fitbit Flex 2:

La Flex 2 tiene cinco leds. Al dar un doble toque sobre la pulsera cada led encendido indica que se ha alcanzado un 20% del objetivo. Cuando se alcanza el objetivo diario- lo recomendable son 10.000 pasos- la Flex 2 vibra y se encienden todos los leds, el último en color verde. Para saber el número de pasos recorridos hay que abrir la aplicación, ya que las indicaciones visuales sólo indican si se ha superado el objetivo o no.

Todos los indicadores led son blancos menos el último, que cambia de color para indicarnos el motivo de la notificación:

  •  El color verde indica pasos, es decir, si la Flex 2 empieza a vibrar porque se ha alcanzado el objetivo el último LED lo hace en verde.
  • Para avisarnos de llamadas, vibra y el LED se enciende en azul.
  • Para notificaciones de mensajes, por ejemplo WhatsApp, el último led también se enciende en azul, pero dos blancos no se encienden.

La utilidad de estas notificaciones depende de cada usuario, pero lo que está claro es que reducen el tiempo de duración de la batería.

La aplicación permite configurar unos recordatorios para hacer ejercicio de forma frecuente. Por defecto, la app divide el día en 9 horas (de 9 a 18h) con 250 pasos por hora. Si no se dan esos 250 pasos, la Flex 2 nos avisará con una vibración, 10 minutos antes de completar la hora, para recordarnos que tenemos que movernos. Es una buena idea si tenemos trabajos sedentarios.

Otra de las que opciones que tiene la Fitbit Flex 2 es la posibilidad de configurar alarmas silenciosas, por medio de la vibración de la pulsera. Pueden ser puntuales o repetitivas (por ejemplo, de lunes a viernes a una hora concreta). Considero que es una funcionalidad estupenda, ya que podemos usarla de despertador sin molestar a nadie.

App.

La actividad que la Flex 2 vaya registrando a lo largo del día se mantendrá sincronizada de forma continua (si así lo queremos) con el teléfono, siempre que lo tengamos conectado por bluetooth, y podremos acceder a la aplicación para consultar los datos actualizados en cualquier momento, así como desde el ordenador en la página web de Fitbit. Esta aplicación está disponible para Android, iOS y Windows Phone.

El funcionamiento de Fitbit no se reduce a la pulsera, sino que contamos con una app muy bien desarrollada para que todos los datos que recoja podamos verlos tranquilamente en nuestro ordenador o teléfono.

Fitbit no ha hecho demasiados cambios a su aplicación móvil desde el lanzamiento de sus últimos productos, salvo que ahora muestra aquellos ejercicios que son monitorizados de forma inteligente a través de la función “SmartTrack” y te permite establecer objetivos semanales.

En el panel principal, podremos visualizar los pasos, la distancia, calorías, minutos activos, estadísticas sobre el sueño y más cosas como peso, agua bebida o alimentos ingeridos.

Al pinchar sobre uno de los apartados obtendremos información más detallada sobre el progreso en ese día, en la última semana, mes o año.

 

Al pinchar sobre el nombre del dispositivo aparecerá un menú de ajustes, donde podremos cambiar las notificaciones, crear avisos para moverte, ajustar el formato del reloj o establecer alarmas silenciosas.

Conclusiones.

Este modelo se presenta como una gran renovación, con diseño más estrecho y moderno, además de una gran personalización, gracias a su pulsera intercambiable.

La Flex 2 es, en mi opinión, un dispositivo para llevar permanentemente en nuestra muñeca pues su simplicidad en diseño nos permite llevar otro wearable en la mano contraria -en mi caso llevo un smartwatch-. Es una pulsera cuantificadora sencilla pero precisa, con una gran batería, resistente al agua y que podemos usar todo el día, tanto haciendo deporte como en nuestra horas de trabajo, descanso o diversión.

Es cierto que podemos encontrar otras pulseras cuantificadoras sin pantalla a un precio más bajo, pero tendremos que renunciar a algunas cosas como la resistencia al agua, la calidad de los materiales, la fiabilidad y  la precisión de medición.

Por todo ello, creo que la Fitbit Flex 2 es un producto totalmente recomendable. Podéis encontrarla en la web de Fitbit por 99,95 €

Tags: , , , , , ,
Contable buceando en nuevos mares. Lectora empedernida, Androidtecnológica y bebedora de Martini.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies