Buenas a todos de nuevo, terminó el periodo estival y vuelvo a LouEsfera probando unos auriculares, los firma la marca sueca SUDIO y se tratan de uno de sus modelos tope de gama, el VASA. No es una marca muy conocida en nuestro país, pero tienen a España como objetivo importante en su expansión, objetivo que pretenden cumplir con tres ingredientes, diseño, calidad de fabricación y “sonido de estudio”, ingredientes que os anticipo, se encuentran en estos auriculares.

Se puede decir que es una prueba en dos partes, me explico, hace unos días LouEsfera probó estos mismos auriculares pero en su versión inalámbrica-bluetooth (https://www.louesfera.com/2016/08/29/prueba-auriculares-inalambrico-sudio-vasa-bla/), en esta ocasión es turno de los SUDIO-VASA pero con cable. ¡Empezamos!

Lo primero en que nos fijamos a la hora de adquirir cualquier producto es en la presentación, incluso del embalaje, la primera impresión es importantísima, y estos auriculares en ese aspecto cumplen con creces, llama la atención el cuidado que ha puesto SUDIO desde el primer momento.

Nos encontramos con un producto donde se nota que se ha cuidado hasta el más mínimo detalle y eso se nota desde la caja, fabricada en cartón duro dispone de un cierre magnético, fantástica presentación y fantástica primera impresión, se nota desde el principio que SUDIO pone especial énfasis en el diseño de sus productos y de todo los que les rodea.

Al abrir la caja encontramos un certificado numerado de garantía, un detalle de exclusividad y calidad del producto. Manual de uso de los auriculares, del módulo de control e información técnica de los auriculares y de la marca.

También encontramos un total de cuatro pares de almohadillas de silicona para los oídos en tamaños diferentes, aspecto muy importante este para tener el tamaño que mejor se adapte a tu oído y disfrutar del audio en condiciones óptimas.

Incluye también dos accesorios que nos serán de gran utilidad, una pinza metálica, que aporta comodidad y sujeción al cable a la hora de llevarlos caminando por ejemplo, y una funda de cuero con cierre por botón del mismo color que los auriculares para poder guardarlos y protegerlos.

Resumiendo el desempaquetado, no le falta detalle.

Centrémonos en los auriculares en cuestión, son de tipo inear-intrauricular. En este caso particular son de color azul y terminaciones en dorado-cobre, los hay también en negro, blanco y rosa, en este color azul realmemente son muy bonitos. El cableado es plano para evitar que se formen nudos incómodos para su uso y perjudiciales para la calidad y vida útil del producto. E incorporan un módulo de control para el smartphone con tres botones bien situados y fáciles de utilizar:

. Volumen para los dos botones de los extremos.

. Pause/Play y contestar llamada en el botón central.

En este caso el módulo estaba diseñado para dispositivos Android, aunque también se puede encontrar este modelo para iOS.

¿Y como están construidos y las especificaciones técnicas?:

. Armazón de aluminio compuesto y terminaciones de metal pulido.

. Peso total de 23 gramos.

. Altavoces dinámicos de 10.2 mm.

. Sensibilidad de 113 dB SPL a 1 kHz.

. Resistencia de 32 Ohm a 1kHz.

. Banda de frecuencia que va desde los 18 Hz a los 23 kHz.

Hasta este momento todo lo que he percibido y sentido de estos SUDIO es de una calidad excelente, y no espero menos de cómo funcionan, de como se oyen. Es muy importante delimitar el uso que se le va a dar, y por eso voy a dividir la prueba en tres situaciones diferentes en las que podemos, con mayor o menor asiduidad, disfrutar de estos auriculares. Desde caminar escuchando música a sentarnos en nuestro sillón preferido a escuchar una sinfonía de Beethoven desde un dispositivo Hi-Fi, pasando por escuchar un podcast o ver una película desde el ordenador.

Llegado este punto estoy deseando “pinchar” el jack y sentir como funcionan estos SUDIO.

AIRE LIBRE CONECTADOS A UN SMARTPHONE

Por su diseño, construcción y módulo controlador de smartphone son unos auriculares claramente diseñados para llevarlos siempre encima, para el día a día, mientras caminamos, esperamos el bus, estamos frente al ordenador, escuchar podcast, nuestra música preferida o contestamos una llamada.

Y eso es lo primero que he hecho, “colgármelos” encima y utilizarlos en mi vida diaria de forma continua. Importante antes de utilizarlos escoger las almohadillas que mejor se adapten a tus oídos, tenemos cuatro tamaños, y esa opción que nos ofrecen estos SUDIO hay que aprovecharla, una buena colocación y aislamiento del exterior de los auriculares marca en gran parte el resultado y calidad de audio de estos y la comodidad a la hora de llevarlos un tiempo largo.

Evidentemente depende mucho la calidad del audio de la calidad de la fuente emisora, en este primer momento sobre todo el smartphone lo que se reproducen son mp3, un formato de audio que comprime el tamaño de la fuente original (reduciendo frecuencias y peso kb) para conseguir un archivo de audio más portable.

Y estos SUDIO se oyen muy bien, incluso en valores de volumen alto, en todo caso en un smartphone no encontraremos potencias muy elevadas, además cualquier reproductor pierde calidad en el límite superior de volumen. Son cómodos para ir con ellos caminando, el cable plano hace su función perfectamente (nada de nudos), y el sonido es limpio y claro, ofreciendo un registro equilibrado en calidad entre agudos y graves, mostrando una nitidez que sobresale en el momento en que el silencio alrededor se hace más presente. Este es el mayor hándicap de utilizarlos en el día a día, el sonido exterior es continuo y en ocasiones elevado, circunstancia que no permite disfrutar de la calidad que ofrecen estos SUDIO, unido a que estamos escuchando Mp3, un formato de compresión de audio. Es en los momentos de silencio cuando mejor sale a relucir la calidad de estos auriculares, y no me resisto a seguir probándolos en espacios y situaciones distintas, vámonos a casa a seguir con la prueba.

SALA EN SILENCIO CONECTADOS A UN ORDENADOR

Vamos a ver una película desde un ordenador, sonido grabado con calidad, en soporte de calidad (HD) y reproducido vía streaming desde un ordenador, con una tarjeta de sonido de calidad media o media-alta, lo normal que podemos encontrarnos en nuestros ordenadores personales. Ajustamos bien los auriculares a nuestro oído con las almohadillas adecuada y ¡a disfrutar de la peli!.

En este momento los SUDIO dejan de ser una buenos auriculares para convertirse en unos muy buenos auriculares. El buen resultado que se percibía antes al aire libre escuchando mp3 desde un smartphone se convierte en otro mundo cuando reina el silencio y la fuente de sonido es de mayor calidad. Todo se distingue, todo se oye con nitidez, hasta el sonido o detalle más pequeño, tanto en fragmentos de música, en fragmentos de voz hablada o incidentales, pero ojo, cuidado con no abusar del volumen, como decía anteriormente, en los límites de funcionamiento (reproductor y/o auricular) se pierde calidad, la mayoría de los ordenadores pueden llegar a volúmenes de audio que harán distorsionar el sonido, es en la franja media de volumen donde vamos a disfrutar de verdad de la calidad que ofrecen estos SUDIO.

Y me queda el último supuesto.

SALA EN SILENCIO, CONECTADOS A EQUIPO HIFI CON FUENTE DE ALTA CALIDAD

Y me queda la última prueba, la que podríamos tachar de la más exigente, “pinchar” los SUDIO a un equipo HI-FI de rango semiprofesional y reproducir una fuente con la más alta calidad y fidelidad, tanto de grabación como de edición, como puede ser un CD-DDD.

Sala en absoluto silencio, sillón cómodo, y por partes, primero un cuarteto de cuerda, el N.1 de Mozart y después la sinfonía N.5 de Beethoven. El resultado, como en la prueba anterior es muy satisfactorio para unos auriculares que no se encuadran en el segmento profesional, como ocurría en el supuesto anterior siempre que no se abuse del volumen y nos encontremos en rangos medios, incluso si el silencio lo permite, sin subir de la mitad de volumen, el resultado es muy bueno. El equilibrio entre agudos y graves es notable, no hay frecuencias que distorsionen, la calidad está presente siempre, con menor densidad sonora como puede ser un cuarteto de cuerdas hasta una densidad mayor si se trata de una orquesta sinfónica.

Es importante recalcar que aunque el resultado es notable no sean unos auriculares profesionales, ni creo que lo pretendan, pero para estar dentro de un producto doméstico estos auriculares dejan un excelente sabor de boca incluso buscando situaciones muy específicas como esta última prueba a los que los he sometido.

CONCLUSIONES

Se tratan de unos auriculares diseñados y fabricados teniendo en cuenta un alto estándar de calidad, su calidad a la hora de reproducir el sonido es innegable, y un auténtico valor añadido es el esmero que ha puesto SUDIO en cuanto a su diseño. No se ha escatimado en conseguir que se conviertan en un complemento habitual en nuestro día a día, un complemento que además está muy bien construido, es elegante y bonito, eso sumado a la alta calidad de reproducción los convierte en un producto digno de tener en cuenta si lo que buscas es algo más que buen sonido.

Hace unos días se probaron estos mismo auriculares pero en su versión inalámbrica (bluetooth), versión en mi opinión más aconsejable, también más cara, porque creo que hay que tener en cuenta el uso mayoritario que se le va a dar a estos auriculares, que es el día a día, caminar, pasear, ratos de espera, trayectos en transporte público… y casi siempre conectados a nuestro smartphone, por eso la inexistencia de cable es un plus en cuanto a comodidad.

No quiero terminar esta prueba sin comentar algo que me parece totalmente necesario.

SUDIO, como marca de auriculares nace de una bonita historia, en un marco altamente profesional. Phill Collins tuvo problemas con sus auriculares durante un concierto en Nueva York en presencia de uno de los fundadores de la marca SUDIO, encargado del audio en aquel concierto. La frustración de no poder ofrecerle al artista algo mejor en ese momento le empujó a intentar crear un producto con la calidad necesaria para que no volver a verse envuelto en un problema parecido. El nombre SUDIO es un homenaje a aquella situación, SUDIO viene del nombre de la canción “Sussudio” de Phil Collins.

El mundo del audio es muy complejo, más el del audio profesional, desde la grabación del sonido hasta la reproducción y audición de este pasan infinidad de procesos, y la calidad final depende de cómo se han dado todos esos procesos, micros de toma, procesadores de sonido, editado, masterizado, grabado en según que soporte, reproducido y finalmente vuelto a oír. Y en todos esos procesos tienen que ver multitud de cuestiones como ambiente, espacios, cableado, conexiones…, en definitiva, multitud de variables y componentes que hacen prácticamente inalcanzable el sonido perfecto. Por todo ello es un tanto absurdo pensar que porque tengamos unos auriculares buenísimos el resultado va a ser buenísimo, hace falta mucho más. Teniendo en cuenta el uso que le vamos a dar y la calidad de los reproductores que vamos a utilizar, elegir unos buenos auriculares resulta imprescindible si queremos calidad en el audio y disfrutar de su uso, y estos SUDIO son muy buenos. Y ¿Cómo funcionan? ¡¡MUY BIEN!!.

¿Su precio?, en la web de SUDIO www.sudiosweden.com los podéis encontrar por 70 euros con gastos de envío gratis, pero gracias a LouEsfera los puedes obtener con un descuento de 15% para los lectores del blog con el código de descuento louesfera, válido hasta el 29 de Septiembre.

(En la página oficial de Auriculares Sudio al momento de la compra deben ingresar el código para que el descuento se haga efectivo).

Tags: , , ,
Músico, Gestor Cultural, Profesor de Conservatorio,... me encanta la tecnología.

Related Article

0 Comments

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies