La expectación que se vivió meses atrás con la presentación de la última joya de la marca francesa en el Auto Show de Ginebra 2016, se hace palpable en la actualidad con las solicitudes para adquirir el deportivo más exclusivo del mundo, el Bugatti Chiron. Ya son 200 las reservas registradas para este auto del que se fabricarán únicamente 500 unidades. Así a primera vista puede parecer que la cifra no es tan importante, pero si tenemos en cuenta que su precio ronda los 2,4 millones de euros y que el depósito de la reserva es de 200.000€, el ritmo de los pedidos supera las mejores previsiones, a la vez que contrasta con su predecesor el Bugatti Veyron, del cual se fabricaron 450 unidades y necesitó de diez años en el mercado para vender esa cifra.

A finales de este año comenzarán las primeras entregas de este espectacular deportivo que se supone alcanzará una velocidad máxima de unos 420 km/h y que presentará una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,5 segundos. Este modelo desarrolla 1.500 CV con un propulsor 8.0 con 16 cilindros en W. Viene equipado con 4 turbocompresores, aunque a un ritmo normal solo utiliza dos de ellos y una caja de cambios DSG de doble embrague y con siete relaciones de marchas.

Su chasis es de un rígido monocasco de fibra de carbono y posee una aerodinámica activa con un alerón trasero variable en ángulo y altura. Su equipo de frenado para el eje delantero está equipado con pinzas de titanio y ocho pistones para discos de freno de 420mm.

bugatti-chiron-eeuu-2016-023

El Bugatti Chiron viene con cinco modos de conducción avanzados, Auto, Autobahn, Lift, Handling y Top Speed. El primero de ellos es el habitual, el segundo se activa automáticamente por encima de los 120 km/h suavizando la suspensión para viajar a alta velocidad en modo crucero. El Lift permite elevar la suspensión en velocidades lentas para evitar obstáculos. El modo Handling viene pensado para los circuitos y limita su velocidad a 380 km/h a la vez que eleva la carga aerodinámica y facilita los deslizamientos con su sistema de tracción total permanente. El modo Top Speed se activa mediante una llave especial que le brinda el máximo de potencia y reduce el coeficiente aerodinámico, lo que le permite alcanzar las velocidades más altas.

¿Quién puede comprar un súper deportivo así?

Plantearse la adquisición de un auto de estas características ya son palabras mayores y pocas personas en el mundo son las que pueden permitirse semejante capricho de casi dos millones y medio de euros. Entre los súper millonarios ya hay varios en la lista de espera y según parece el boxeador Floyd Mayweather es uno de ellos. No es de extrañar si se tiene en cuenta que en los 36 minutos que duró su pelea del pasado año ante Manny Pacquiao, el norteamericano ganó nada menos que 235$ millones.

cristiano-ronaldo-bugatti-veyron-video-2016-01
Ronaldo con su Bugatti Veyron

Es fácil imaginar que entre las grandes estrellas del deporte se cuentan varios de los clientes de la marca francesa, ya que a la pasión de muchos de ellos por los coches se suman sus grandes salarios. Este podría ser el caso de Cristiano Ronaldo que se rumorea que es otro de los que aparecen entre las reservas pese a que no hace mucho ha estrenado el modelo que le precedió, el Bugatti Veyron. El delantero del Real Madrid tiene actualmente el privilegio de ser oficialmente el deportista que más ingresos tiene del mundo, si bien su salario puede no ser en este momento el más alto, las marcas que representa como Nike, PokerStars, Tag Heuer, etc, elevaron sus ingresos anuales a 88$ millones en el último ejercicio.

No hay duda que para aspirar a un deportivo así hay que tener una cuenta corriente realmente escandalosa.

Compartir
Fundador y Editor en Jefe de este blog / Founder & Editor in Chief of this techblog / Fondateur et Editeur en chef de ce blog.

No hay comentarios

Dejar respuesta