Llevo usando Wacom desde hace 10 años y todavía tengo mi primera Graphire 4, la cual funciona como el primer día. Dicho esto y para no perder tiempo y empezar a hablar de la experiencia de usuario repasaremos las características:

Pantalla:

  • Tamaño 13,3 pulgadas
  • Tecnología a-Si Active Matrix TFT LCD (IPS)
  • Colores visualizables (máximo) 16,7 millones
  • Relación de aspecto 16:9
  • Ángulo de visión 178° (89°/89°) H, (89°/89°) V
  • Relación de contraste 700:1
  • Brillo 250 cd/m2
  • Tasa de respuesta 25 ms
  • Resolución: Full HD 1920 x 1080
  • Soporte ajustable
  • Multitáctil

Lápiz Pro Pen:

  • Niveles de presión 2048; tanto punta del lápiz como borrador
  • Ángulo de inclinación 40 grados
  • Reconocimiento de inclinación ±60 niveles
_DSC6565
WACOM Cintiq – Detalle exterior caja.

Lo primero que se te presenta cuando estás dispuesto a trabajar con la Cintiq (no se me ocurre ninguna palabra que defina a un monitor de estas características que a demás funciona como tableta gráfica) es que necesitas un lugar cómodo y organizado para situarla. El único inconveniente que se me presentó fueron los cables para conectarlo al ordenador y mi espacio de trabajo, que he de reconocer que es un caos. La conexión al ordenador es a través de HDMI y un puerto USB, el mismo cable tiene un conector para corriente y en el otro extremo un conector que va directo a la Cintiq. Una vez todo conectado permite ,con ciertas limitaciones, moverlo para poder usarlo fuera de su soporte.

_DSC6569
WACOM Cintiq – Detalle complementos.
_DSC6567
WACOM Cintiq – Detalle base en la caja.

El soporte, una especie de atril bastante intuitivo, permite usarlo en diferentes inclinaciones, dejándolo perfectamente fijado haciendo que sea muy difícil que se resbale o que se mueva. Las instrucciones casi parecen un lujo dada la naturalidad con la cual ha sido diseñado, ya que cada acción la realizas de manera instintiva.

Durante los primeros usos eché en falta algo más de brillo. Pero gracias a la calidad de la pantalla y la estupenda calibración de color es algo que a la larga se agradece, ya que no cansa en ningún momento la vista. Con otros monitores siempre he tenido que alterar los perfiles a lo largo del día para no forzar. Este sin duda es un gran punto a su favor.

La versión que cedieron para pruebas fue la Touch, algo totalmente inesperado. Pero el poder cambiar entre el Lápiz y los dedos hacen que olvides completamente el ratón y el teclado, exceptuando algunos momentos que necesitas efectuar atajos. El propio menú lateral te permite desactivar el la opción táctil, algo realmente útil ya que en algunas ocasiones puedes mover la vista de trabajo sin querer al moverte por la pantalla.

Prioridad siempre al Lápiz. Esa es la clave, da igual lo que hagas por la pantalla, cuando el Lápiz la toca el manda. La respuesta es prácticamente inmediata, mucho más rápida que la mayoría de smartphones que he probado, capaz de registrar casi cualquier movimiento y cualquier inclinación a la hora de dibujar. Si alguien ha conseguido que no registre un movimiento, me encantaría saberlo, porque durante varias horas intenté provocar un error de este tipo, incluso con programas como Sculptris.

Durante unos días incluso el uso del teclado se me hizo monótono dada la capacidad que tiene de reconocer la escritura a mano, mejor dicho la letra de médico. Bien configurados los atajos del Lápiz y de los botones laterales hacen que el uso sea cada vez más rápido. Merece la pena gastar una hora en estudiar el manual, pudiendo ajustar todo a tu propia mano, posición en frente de la Cintiq y forma de usar el Lápiz.

WACOM Cintiq - Detalle lápiz Pro Pen y complementos.
WACOM Cintiq – Detalle lápiz Pro Pen y complementos.

Cuando has manejado otros productos de Wacom sabes que la sensación cuando utilizas algo por primera vez es de un producto de calidad. Esta vez se han superado sin duda. El material del Lápiz Pro Pen lo hace resistente y al mismo tiempo se amolda a la posición de los dedos haciendo casi imposible que se resbale durante el uso. Lo mismo pasa con la Cintiq, la goma del exterior hace que pueda agarrarse sin problemas, pero la construcción es rígida y resistente.

Antes de recibirlo tenía el pensamiento de que sería un producto de préstamo. Es decir, como otras veces me ha pasado, estaría un poco rallado o se notaría el uso. Más aún pensado en que es una tableta gráfica. Creo que la llegué a utilizar unas 100 horas durante las semanas que la tuve y la pantalla seguía como el primer día. No se cuantas personas la usaron antes que yo, pero al recibirla el único desperfecto que comprobé fue en el cartón de la caja. A mi cabeza llegan las palabras “obsolescencia programada” y creo que son dos palabras que Wacom no tiene en su diccionario.

WACOM Cintiq - Detalle de su uso.
WACOM Cintiq – Detalle de su uso.

En mi opinión personal, hoy no voy a hablar de precio calidad. Bueno sí. El precio en todos los productos Wacom es ajustado dada la calidad que tienen. Cualquiera se esperaría que costasen muchísimo más. No es una excusa a la hora de comprar algo así. La única pregunta que deberías hacerte es ¿Le voy a dar un mínimo de uso? Si la respuesta es sí, sin duda alguna es una compra obligada, un 10/10. Y si crees que le darías mucho uso pero no te llega el presupuesto. Ahorra un poco más y no te decepcionará.

Yo ya estoy ahorrando para una.

Solo queda agradecer a Wacom por su amabilidad y paciencia. Os esperamos en las próximas reviews.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta