Las smartband son uno de los wearables más populares gracias a sus precios para todos los gustos, su versatilidad y sus posibilidades a la hora de medir diferentes variables. Si nos lees habitualmente habrás visto que hemos probado muchos modelos, de distintos precios y características, más o menos adecuadas en función de lo que cada uno necesite o lo que pueda gastar.

Si estás buscando una pulsera cuantificadora, hoy queremos darte nuestra opinión sobre la Fitbit Alta, un wearable muy interesante por sus muchas funciones y bonito diseño, que ha sido lanzado recientemente por Fitbit.

Fitbit-Alta-Colores

Especificaciones.

  • Incluye:
    • Monitor Fitbit Alta extraíble.
    • Correa clásica.
    • Cable de carga.
    • Adaptador inalámbrico para sincronización.
  • Pantalla OLED táctil.
  • Batería:
    • Duración de la batería: hasta 5 días.
    • Tipo de batería: polímero de litio.
    • Tiempo de carga: de una a dos horas.
  • Receptor de radio: Bluetooth 4.0.
  • Memoria:
    • Monitoriza 5 días de movimiento en detalle, minuto a minuto.
    • Monitoriza los totales diarios de los últimos 30 días.
  • Fabricada en un material elastómero flexible y duradero

¿Qué hace la Fitbit Alta?

  • Monitoriza automáticamente la cantidad y la calidad del sueño. Sincroniza los datos de nuestro sueño para ver gráficos online que ilustran nuestra pauta de sueño. Además podemos despertarnos tranquilamente con una alarma vibratoria silenciosa. No hay ningún cambio sustancial en lo que a la medición del sueño se refiere: marca el momento en que nos acostamos, el que nos despertamos, y los momentos del sueño donde hemos estado más inquietos o despiertos.
  • Mide el número de pasos que damos cada día, las calorías y las distancias, así como el tiempo que hemos estado activos. Todo ello con una precisión realmente buena. Permite monitorizar automáticamente -gran novedad respecto a dispositivos anteriores- actividades físicas continuadas (salir a correr, ciclismo, etc.) y podemos exportar los datos a otras aplicaciones.
  • Resistente al agua. Sólo al sudor, lluvia y las salpicaduras. Seguimos, por indicaciones del fabricante, sin poder ducharnos o nadar con ella. Desde mi punto de vista, un gran inconveniente.
  • Reloj+ alertas de llamadas, mensajes (Hangouts, Whatsapp o SMS) y calendario en nuestro smartphone, con vibración y mostrando el nombre del contacto en su pantalla OLED, siempre que tengamos el teléfono cerca y conectado por bluetooth a nuestro smartphone.
  • Función “SmartTrack con la que ya no tendremos que cronometrar nuestras actividades deportivas para que queden registradas. El dispositivo podrá reconocer y grabar automáticamente los diferentes ejercicios en los que participas si hemos estado activo durante más de 15 minutos.

Carga, batería y autonomía.

Fitbit garantiza al menos cinco días seguidos de funcionamiento con una sola carga. Yo he conseguido alargar la duración a siete días quitando las notificaciones, ya que las recibo por el smartwatch.

La batería de la Fitbit Alta se carga en apenas una hora, por lo que podremos tenerla en funcionamiento rápidamente.

Como punto negativo en este apartado, y como siempre pasa con Fitbit, la pulsera Alta necesita un cargador propietario para cargarla, nada de conexión microUSB.  Ese mismo cable nos servirá para poder reiniciar la pulsera, en el caso de que fuera necesario.

Diseño, materiales y usabilidad.

Fitbit Alta es una pulsera inteligente diseñada para adaptarse a tu estilo de la mejor forma posible, y lo hace con correas intercambiables de piel o acero, acabados con acero inoxidable de distintos colores y un pantalla tipo OLED para facilitar su lectura en cualquier situación.

Fitbit-Alta-colores-piel-acero

Una de las cosas más llamativas de Fitbit Alta es su diseño. La compañía ha presentado en este modelo un diseño más fino, elegante y personalizable.

simple.b-cssdisabled-jpg.hdda6a0acf20c8e3d62c191fa45425a0c

Fitbit Alta mide sólo 15,5 mm de ancho, 38 mm de largo y pesa 29 gramos, y eso hace que en unas horas ni recordemos que la llevamos puesta.

En la parte frontal hay una pantalla OLED de 0,75 pulgadas resistente a arañazos. Esta pantalla cuenta tecnología táctil que nos permitirá explorar su interfaz con pequeños toques sobre el dispositivo. Podremos encenderla con dos toque sobre la pantalla (aunque el uso me ha demostrado que es mejor realizar los toques en la parte donde la pantalla se conecta a la correa) o rotando la muñeca.

20160519_193317

Al ser un dispositivo tan fino, Fitbit incorporó en Alta el mismo mecanismo de sujeción que hay en la Flex. Por tanto, para cerrar la pulsera tendremos que introducir dos pequeñas clavijas en dos agujeros que hay sobre la banda. La sujeción es muy firme y no he sentido en ningún momento que se fuera a soltar.

20160519_193203

 

La pantalla de Fitbit Alta está ubicada en un chasis de acero inoxidable, en la parte trasera de dicho chasis encontramos la conexión del cargador.

20160412_112507

La versión estándar de Alta trae una correa de elastómero flexible, aunque tendremos la posibilidad de comprar unas bandas de acero o de cuero. Yo he tenido la oportunidad de probar la de cuero y las sensaciones, en lo que se refiere al cambio de correa y a comodidad en muñeca, han sido buenísimas.

Vamos a hablar ahora de las funciones cuantificadoras y notificaciones de esta Fitbit Alta:

Fitbit Alta monitoriza nuestro niveles diarios de actividad física, así como el sueño y sesiones de ejercicio. No incorpora un sensor GPS ni tampoco un monitor del ritmo cardíaco, pero trae algunas funciones novedosas que no tienen anteriores modelos

Toda esta información se mostrará de forma dividida en seis pantallas, que podremos ordenar o eliminar a través de la app: reloj, pasos, distancia recorrida, calorías quemadas, minutos de actividad y alarma silenciosa o nivel de batería. También podremos elegir entre cinco formatos verticales u horizontales de reloj.

Por otro lado, gracias a su nueva función “SmartTrack”,  el dispositivo podrá reconocer y grabar automáticamente los diferentes ejercicios en los que participas si has estado activo por más de 15 minutos. Es decir, al contrario que en los anteriores modelos Fitbit, no tendremos que “avisar” a traves de la app de que vamos a iniciar una sesión de deporte, ella sola lo monitorizará.

Otra de las nuevas funciones de la Fitbit Alta es poder mostrarnos notificaciones de llamadas, mensajes de texto o recordatorios del calendario, algo que sólo estaba disponible en Fitbit Surge.

El dispositivo vibrará al recibir una alerta, y desde ese momento tendremos unos pocos segundos para activar la pantalla y leer el mensaje recibido. Los mensajes se muestran de manera horizontal, aunque no en su totalidad, sino solamente una vista previa de 40 caracteres. No almacena notificaciones, algo normal ya que no es un smartwatch.

Como veis en las fotos, las alertas se muestran en la pantalla desplazándose muy rápido por la pantalla, por lo que apenas es posible hacer una foto.

Aparte de lo mencionado anteriormente, otra desventaja del sistema de notificaciones es que la pulsera no muestra alertas de correos electrónicos ni de mensajes recibidos a través de apps a elegir, de momento las opciones son: SMS, Hangouts o Whatsapp. Un mal menor si tenemos en cuenta que no es la principal función de la pulsera.

App.

La actividad que Alta vaya registrando a lo largo del día se mantendrá sincronizada de forma continua (si así lo queremos) con el teléfono, siempre que lo tengamos conectado por bluetooth, y podremos acceder a la aplicación para consultar los datos actualizados en cualquier momento, así como desde el ordenador en la página web de Fitbit. Esta aplicación está disponible para Android, iOS y Windows Phone.

El funcionamiento de Fitbit no se reduce a la pulsera, sino que contamos con una app muy bien desarrollada para que todos los datos que recoja podamos verlos tranquilamente en nuestro ordenador o teléfono.

Fitbit no ha hecho demasiados cambios a su aplicación móvil desde el lanzamiento de sus últimos productos, salvo que ahora muestra aquellos ejercicios que son monitorizados de forma inteligente a través de la función “SmartTrack” y te permite establecer objetivos semanales.

En el panel principal, podremos visualizar los pasos, la distancia, calorías, minutos activos, estadísticas sobre el sueño y más cosas como peso, agua bebida o alimentos ingeridos.

Al pinchar sobre uno de los apartados obtendremos información más detallada sobre el progreso en ese día, en la última semana, mes o año.

Fitbit Alta_app

Fitbit Alta_app_3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fitbit Alta_app_2

Al pinchar sobre el nombre del dispositivo te aparecerá un menú de ajustes, donde podrás cambiar las notificaciones, crear avisos para moverte, ajustar el formato del reloj o establecer alarmas silenciosas.

 Fitbit Alta_app_5
Fitbit Alta_app_6

Conclusiones.

Este modelo se presenta con una pantalla de buen tamaño, diseño más estrecho y moderno, además de una gran personalización, gracias a su pulsera intercambiable.

Entrando en su funcionamiento, tiene como gran novedad su función “SmartTrack” con la que ya no tendremos que cronometrar nuestras actividades deportivas para que queden registradas, y empezará a grabarlas con gran precisión sin que tengamos que interactuar con el dispositivo. Además cuenta con una buena autonomía de entre 5-7 días, dependiendo mucho del uso de las notificaciones.
Como punto negativo, tanto no tener notificaciones móviles de la mensajería instantánea o de los e-mails, como el hecho de que no sea sumergible, puede ser algo que eche para atrás a algunos compradores, aunque supongo que en un futuro, con mejoras de software, se podrá elegir entre más aplicaciones.

Otras desventajas de la Fitbit Alta pueden ser la falta un monitor del ritmo cardíaco o de un altímetro para registrar las escaleras subidas. Además, la pulsera no cuenta con un sistema GPS. Sin embargo, creo que no son desventajas “reales” teniendo el cuenta el precio de esta smartband. Si queremos GPS o sensor del ritmo cardíaco tenemos que ser conscientes de que el precio es mayor.

Como usuaria de Fitbit Flex, creo que Fitbit ha subido peldaños con esta pulsera tanto en prestaciones como en diseño, salvando el hecho de que la Flex sí era sumergible.

A modo de conclusión: Fitbit Alta es una pulsera de fitness no muy cara, fiable, elegante que puede reemplazar a nuestro reloj, siempre y cuando no la queramos usar para nadar. Es una pulsera cuantificadora para el día a día, no para deportistas que quieran sacar gran información de sus entrenamientos.

Podéis comprar la Fitbit Alta, por 139,95 € en la web de Fitbit.

Captura2

No hay comentarios

Dejar respuesta