Hoy os traigo la revisión de una bestia parda, el Huawei Mate 8. Una bestia en todos los sentidos, tanto por su tamaño, como por su gran rendimiento, y su excepcional autonomía. Además cuenta con un diseño impecable, elegante y robusto, fabricado todo su cuerpo, en aluminio. Su construcción es uniboby, y su batería no se puede retirar, pero contamos, con la polivalente ranura de Huawei, la cual, podremos usar tanto para dos SIM, como para una SIM y una micro SD. Hablamos de un phablet, no apto para todos los bolsillos, dado que cuenta con una diagonal de pantalla, de 6 pulgadas. Y por ello tiene unas medidas, a tener en cuenta, con un altura de 157,1mm, una anchura de 80,6mm, y un grosor de 7,9mm. Y en consecuencia, su peso tampoco es nada despreciable, con sus 185 gramos.

Su pantalla resulta muy generosa, con sus 6 pulgadas, y a pesar de contar con una resolución Full HD (1080x1920px), que nos arroja, una densidad de píxeles de 368ppi. Lo cierto es que su visualización es muy buena. Gracias a su buena representación de colores, y su alto contraste, debido a la tecnología LCD IPS-NEO.

En su interior también encontramos un hardware top, demostrando que no necesitan a nadie que les fabrique los procesadores, montando un (Huawei) HiSilicon Kirin 950, un octacore a 2,3GHz, junto a 3GB de memoria RAM, y 32GB de memoria interna. Aunque existe otra versión, con 4GB de RAM y 64GB de memoria interna, pero no está disponible para el mercado español. Y en ambas versiones podemos ampliar, la memoria interna, mediante tarjeta microSD, de hasta 128GB. Con todo ello su rendimiento es espectacular, moviendo sin problemas, cualquier juego, por pesado que sea. Y no apreciándose ningún tipo de lag, en ningún momento, sin duda, una fluidez envidiable.

Todo viene comandado, por Android 6.0 Marshmallow, bajo la ya conocida capa de Huawei, Emotion UI, en su versión 4.0. Además tenemos mejoras de software, como el toque con los nudillos, el cual nos permite realizar diferentes opciones, pero para ser sincero, no le veo utilidad ninguna, ni tampoco he llegado a conseguir que funcione correctamente. Dado que no se trata de un gesto natural, y se hace muy incómodo de usar.

Otro punto muy destacable, es su impresionante autonomía, con sus 4000mAh, tenemos de sobra, para dos jornadas completas, incluso con un uso intensivo. Y además cuenta con el añadido, de tener carga rápida, capaz de cargar el 40% en media hora.

Su cámara también cumple fantásticamente bien, con sus 16 megapixels y un focal 2.0, nos ofrece resultados magníficos. Obteniendo fotografías muy definidas y con colores fieles a la realidad, incluso en escenas con poca luz. Tan solo penalizada, en parte, por estar la grabación de vídeo, limitada a Full HD 1080p. Además cuenta con una fantástica aplicación, que nos brinda el modo manual, al más puro estilo réflex, tanto para fotografías, como para vídeo.

En cuestión de conectividad, viene muy bien equipado, incluyendo WiFi Dual, Bluetooth 4.2, NFC y hasta radio FM, tan sólo se echa en falta, el puerto infrarrojo. Su conexión es micro USB 2.0, con soporte OTG, pero nada del nuevo estándar USB tipo C.

En conclusión, el Huawei Mate 8, resulta un excelente terminal, en todos los sentidos. Ofreciendo un magnífico rendimiento, una autonomía sobresaliente, y una cámara muy a la altura. Y además, no tiene un precio excesivo, estando ahora mismo, sobre 550€. Que me parece un precio muy coherente, para todas las prestaciones que ofrece.

@jfulgen

No hay comentarios

Dejar respuesta