Hoy os traigo la revisión del Samsung Galaxy S5, el buque insignia de la firma coreana. Como viene siendo habitual su construcción es en plástico, con un diseño en su carcasa trasera imitando al cuero perforado. Como novedad encontramos junto al flash el sensor de ritmo cardíaco y en el botón de Home el sensor de huellas dactilares. Otra novedad sería la inclusión de un puerto MicroUSB 3.0 con la particularidad de venir tapado, puesto que el Galaxy S5 tiene la certificación IP67 de resistencia al agua y al polvo, soporta salpicaduras pero no podremos sumergirlo.  Con unas medidas de 142 x 72,5 x 8,1 milímetros y un peso de 145 gramos, lo hacen bastante portable.

Su pantalla llama la atención, hablamos de una Súper AMOLED de 5,1 pulgadas, con resolución FullHD. Y la verdad es que es impresionante, incluso bajo la luz directa del sol el visionado es perfecto.

Como buque insignia que es, viene equipado con unas especificaciones inmejorables. Su procesador es un Snapdragon 801 a 2,5GHz  QuadCore, trae 2GB de memoria RAM y 16GB o 32GB de memoria interna. También incorpora slot para tarjetas microSD soportando hasta 128GB. El motor gráfico sería un Adreno 330. Con todo esto su funcionamiento es inmejorable, ejecutando cualquier labor sin dificultad alguna.

La cámara también cobra un papel importante, siendo de 16 megapixels y con capacidad de grabar vídeo a UltraHD 4K, incorporando un sensor ISOCell. La aplicación de la cámara es bastante completa y está repleta de opciones, algunas tan interesantes como el HDR enriquecido, que nos permite ver el efecto en tiempo real. Los resultados de la cámara son realmente espectaculares, tanto en exteriores como en interiores con poca luz.

Con el Galaxy S5 tenemos un extra en seguridad, gracias a su sensor de huella dactilar. Con el que podremos desbloquear el terminal y hasta hacer pagos con Paypal. Otro extra es el monitor de ritmo cardíaco,  en combinación con la aplicación S Health. Con la que podemos llevar el control de todas nuestras actividades físicas.

Resumiendo, un terminal con un funcionamiento magnífico y altas prestaciones. Pero en contra, su diseño deja mucho que desear, no siendo digno de un terminal con un precio oficial de 729€.

@jfulgen

No hay comentarios

Dejar respuesta