Hoy os traigo la revisión de un accesorio muy interesante,  el reloj inteligente LG GWatch. Se trata de uno de los primeros en utilizar el sistema operativo Android Wear, el nuevo sistema operativo especialmente diseñado para dispositivos vestibles.

Su diseño es bastante serio, su construcción es mayoritariamente en plástico. Existen dos versiones una color negro y otra color dorado y blanco. Tiene un tamaño bastante acorde con un reloj, con unas medidas de 46,5 X 37,9 X 9,95 milímetros y un peso de 63 gramos. Su correa es de plástico y utiliza el estándar de 22 milímetros, por lo cual podemos sustituirla sin problema en cualquier relojería. Además posee la certificación IP67 de resistencia al agua y al polvo, por lo que podemos utilizarlo como cualquier reloj normal.

Su pantalla es de 1,65 pulgadas y utiliza tecnología LCD IPS, alcanza una resolución de 280 X 280 píxeles, logrando así un buen visionado en cualquier condición de luz. Sólo se le puede achacar un pero, y es la ausencia de un sensor de luz ambiental, podremos ajustar el brillo pero sólo de manera manual.

Sus características técnicas no son nada despreciables, teniendo en cuenta que estamos hablando de un reloj. Con su procesador Snapdragon 400 Dual-Core a 1,2GHz y sus 512MB de memoria RAM, se mueve con total fluidez. Trae una memoria interna de 4GB para poder instalar aplicaciones propias, además incorpora sensores cómo acelerómetro, giroscopio y brújula.

Su autonomía es correcta pero no destacable, con su batería de 400mAh nos da vida para una jornada y media, en ningún caso para más de dos días.

El funcionamiento de Android Wear es bastante fluido e intuitivo, todo el manejo se basa en gestos táctiles y control por voz. Siempre tendremos disponible en nuestra muñeca el comando de Google Now “Ok Google”, pudiendo realizar múltiples acciones solamente con la voz.

En el reloj nos aparecerán todas y cada una de las notificaciones que tengamos en nuestro teléfono, además de todas las tarjetas que tengamos configuradas en Google Now. Además nos sirve como pantalla secundaria para diversas aplicaciones, como Google Maps.

También nos ofrece grandes posibilidades de personalización, ofreciendo muchas opciones de esferas de reloj.

Además la proliferación de aplicaciones para Android Wear a es abrumadora, cada día aparecen nuevas aplicaciones, superando ya el número a las de Google Glass.

Resumiendo un accesorio muy a tener en cuenta, más aún cuando su mayor potencial todavía está por llegar. Accesorio perfecto para estar siempre al día y no perder ninguna notificación. Además con un precio de 199€ no es demasiado prohibitivo, teniendo en cuenta que es compatible con cualquier dispositivo con Android 4.3 o superior.

@jfulgen

No hay comentarios

Dejar respuesta