Hoy os traigo la revisión de un terminal simplemente espectacular, el LG G3. Terminal que destaca por su buen gusto en el diseño, además de poseer la mejor pantalla jamás montada en un dispositivo móvil, pantalla de 5,5 pulgadas QuadHD.

A pesar de su generosa pantalla, sus dimensiones son bastante contenidas, con unos 146,3 x 74,6 x 8,9 milímetros y un peso de 151 gramos. Su construcción es en policarbonato, pero tiene un acabado en imitación a aluminio pulido muy conseguido. La parte frontal viene protegida con GorillaGlass 3. Su carcasa trasera es desmontable y tenemos acceso tanto a la batería como a la ranura para tarjeta MicroSIM y Micro SD.

IMG_20140705_140944_1

La pantalla es la gran protagonista de este terminal, puesto que es la primera pantalla QuadHD en un dispositivo móvil. Pantalla de 5,5 pulgadas que alcanza una resolución de 2560 x 1440 píxels y llegando a una densidad de 538 pixels por pulgada. Su calidad es abrumadora, reproduciendo unos colores muy fieles a la realidad.

En su interior podemos encontrar el potente procesador QuadCore Snapdragon 801 de Qualcomm a 2.5GHz y 2GB de memoria RAM. Viene con 16GB de memoria interna y posibilidad de ampliar mediante microSD de hasta 128GB. Y su rendimiento es muy bueno, además su GPU es una Adreno 330, para mover su tremenda resolución de pantalla.

Su cámara también es una gran protagonista, con sus 13 megapíxeles y posibilidad de grabar video UHD 4K, obtenemos unos resultados expectaculares. Además con su nuevo enfoque láser, conseguimos unas imágenes mucho más nítidas y en mucho menor tiempo.

Su autonomía también es muy destacable, con su batería de 3.000mAh, nos da vida para dos jornadas completas. Y además siendo extraíble nos da opción a sustituirla.

En conclusión, estamos ante el gama alta del momento. Con unas especificaciones inmejorables, con un funcionamiento perfecto y un precio muy coherente, de 599€.

@jfulgen

 

1 Comentario

Dejar respuesta