Como ya os comenté, tuve bastante clara, y fija, la idea de comprar un iPad Mini. Pero la nueva gama Nexus se cruzó en mi camino, más concretamente el Nexus 7 y su precio de derribo. Así que la decisión quedaba en standby, al menos hasta que pudiera tener la posibilidad de usar la mini tableta de Google. Y hoy, de casualidad, he tenido la oportunidad de tener una en mis manos (gracias Mathilde). Y quería compartir con vosotros mis primeras sensaciones con este dispositivo.

Las comparaciones son odiosas, pero son inevitables en dispositivos que compiten por la misma porción de la tarta que representa el mercado. Además, tras haber probado también el iPad Mini, no hay más remedio que comparar.

Un producto a la altura

El Nexus 7 (aún sigo sin saber si llamarlo en masculino o femenino, a ver si me echáis una mano en esto) es un producto bien fabricado, que transmite calidad por donde se mire. Desde luego no da la sensación de ser un dispositivo de gama media o media-baja, como así hace intuir su precio. No voy a entrar en temas de diseño y fotos por todos y cada uno de los costados, ya que a estas alturas sabéis de sobra cuál es su aspecto.

Me quiero centrar en el funcionamiento. La interfaz me ha parecido bastante sencilla, fácil de usar, sin complicaciones y con una fluidez absoluta. En ningún momento he tenido sensación de tener retardos y el cambio entre menús o aplicaciones es rápido. Nada que envidiar a la interfaz de iOS en un iPad. Vale que una interfaz no requiere mucha potencia. Pero pasemos a las aplicaciones, y empecemos con un juego para poner las cosas más complicadas. De nuevo, se nota todo muy rápido. La carga de la aplicación apenas toma unos segundos y una vez metidos en faena, la suavidad y fluidez son remarcables.

Otra cosa que me ha llamado la atención, es que tras unos cuantos minutos de uso, me he dado cuenta de que prácticamente durante todo el tiempo he estado usando la Nexus 7 en modo vertical. La navegación por páginas webs se adaptan perfectamente a este estado vertical. En cambio, con el iPad, el 95% del tiempo lo uso en formato horizontal. Esta verticalidad te permite tener disponible más cantidad de espacio cuando, por ejemplo, editas un documento. Pero el punto negativo aquí es que el teclado queda de un tamaño bastante reducido, haciendo complicado su uso con dos manos. En cambio, en formato horizontal, el teclado es muy práctico pero perdemos casi todo el espacio de escritura. Por eso, mi conclusión es que el formato de pantalla del iPad Mini es más polivalente.

En cuanto al ecosistema, algo que siempre se da como ganador directamente a los equipos iOS, puedo decir que con todos los servicios que ofrece Google (muchísimos y muy variados) Android está muy bien nutrido. Documentos, email, Música, Libros, Vídeos, Aplicaciones, Chrome, etc. Y todo disponible y sincronizado con tu cuenta de Google. Todo esto permite disfrutar de un ecosistema completo, práctico y gratuito. Creo que desde este punto de vista, tampoco hay nada que envidiar a los de Cupertino.

Y por último quería hacer un comentario sobre la funda. Se trata de la funda oficial Nexus, y la sensación que da es de baratera. No aporta absolutamente nada al dispositivo, tan solo protección. Espero que en próximas versiones añadan la posibilidad de activar la pantalla mediante imanes, como las smart covers de Apple, e incluyan algún ingenio para poder usarla como soporte, ya que escribir con el Nexus 7 (o cualquier otro dispositivo) totalmente horizontal es incómodo.

Entonces qué, ¿iPad Mini o Nexus 7?

Sigo en standby, no os voy a engañar. Pero he quedado gratamente sorprendido con esta Nexus 7. Lo que menos me ha convencido es el formato de pantalla, quizás demasiado alargado. En cuanto a estética, el iPad Mini gana por goleada, es un producto sublime, pero los 130€ de diferencia entre los modelos básicos de ambas marcas, se notan mucho.

Desde luego, con la Nexus 7 puedes cubrir perfectamente tus necesidades de tablet (o de mini tablet), así que ya es cosa de cada uno poner preferencias en una balanza (y la pasta, claro) y decidir según sus gustos. Pero desde luego, no te equivocarás en ningún caso.

Compartir
Alvaro Rodriguez, ingeniero industrial y estudiante de master en Francia. Atraído por todo lo que sea tecnología y gadgets, sobre todo Mac. Usuario exigente y crítico, que a mí no me regalan nada! ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Alvaro Rodriguez, ingénieur industriel et étudiant master en France. Attiré par tout ce qui est technologie et gadgets, surtout Mac. Utilisateur exigent et critique.

No hay comentarios

Dejar respuesta