Este será el primer post de una serie que siento que necesito escribir.

Aunque parezca increíble se puede ser de letras puras y ser al mismo tiempo un apasionado de la tecnología, del software, de la programación y de todo lo que gira entorno a ello.

Por circunstancias de la vida, una traductora en potencia, termina trabajando como tester en una empresa maravillosa, llena de grandes ingenieros y programadores.

Relacionarme con ellos me ha hecho entender la dimensión de la necesidad de saber programar y de ser capaz de entender “el código”. En el futuro no será suficiente con hablar inglés o tener un “amigo informático”.

Deberíamos plantearnos el conocimiento del software a otro nivel. Independientemente de la disciplina que elijamos estudiar o practicar en la vida. La relación de esa disciplina con el desarrollo de la misma mediante la ayuda del software debería ser básica.

No deja de llamarme la atención que a día de hoy en muchas clases de informática de colegios los profesores sigan sin pasar del “Word” y del “Explorer” (en muchos casos). Y que a pesar de que hay mil plataformas virtuales que funcionan de maravilla sigamos enquistados en larguísimos días completos de clases que perfectamente podrían estar grabadas para los rezagados y para repaso del alumnado (esto sucede en muchísimas universidades no españolas).

En un mundo en el que nuestra vida cada vez más, se rige por programas; entiendo que es absolutamente necesario si no saber programar, al menos entender que es un lenguaje de programación, como funciona y que tipos hay. Estoy convencida de que en 20 años un analfabeto no será únicamente el que no sabe leer y escribir, el que no sepa programar entrará en el saco.

Debido a esto he comenzado a hacer cursos on-line de programación de algunas universidades americanas. Y esto me ha llevado además a entender cantidad de cosas a nivel educativo, (no he visto este tipo de cursos en España lamentablemente) estructuración de las carreras universitarias, concepción del mundo empresarial etc.

Algunas de estas plataformas (todo en inglés) son: Edx, Udacity, Courera, y Codecademy. Os recomiendo encarecidamente que las visitéis y que me contéis vuestras sensaciones. En el siguiente post os hablaré de mi experiencia con estas magníficas plataformas, las compararé con plataformas genéricas que usé en la universidad, y hablaremos de algunos de esos profesores americanos que en menos de 10 años han montado cantidad de empresas con mayor o menor éxito, y que conciben la enseñanza de una forma completamente distinta a lo que estamos acostumbrados.

Mientras tanto… yipikayei!

@mariathralander

 

1 Comentario

  1. Es estupendo que personas con un perfil, a priori, poco técnico se vayan abriendo paso en el mundo de la programación. Es cierto que en el mundo laboral cada vez se pide más y que por ello no debemos dejar de exigirnos para no quedarnos atrás. Pero no estoy de acuerdo con el hecho de que en un futuro será analfabeto el que no sepa programar. Como usuaria sí quiero y debo entender “lo que le pasa” a mi ordenador, smartphone etc., o sea, interpretar mensajes de error, advertencias y saber actuar. Pero creo que va contra la usabilidad si debo “tocar” a niveles de programación para interactuar con la máquina. Por ej., es como exigir que para conducir un coche haya que ser mecánico.

Dejar respuesta